Beatriz Díaz, emocionada con el público del Campoamor en pie

Beatriz Díaz, emocionada con el público del Campoamor en pie

Díaz entusiasmó al exigente público ovetense después de una «Butterfly» que quedará para el recuerdo de los aficionados

 

Beatriz Díaz rompió a llorar, se arrodilló, le temblaban las piernas y también le dolían. Después de interpretar Madama Butterfly el público se vino arriba y ella se vino abajo. La soprano allerana lo explicaba ayer en un vídeo en sus redes sociales: «Yo solo hice mi trabajo y habrá cosas que mejorar, pero lo más importante es que me entregué al público y al final el público se entregó a nosotros». El vídeo lo grabó en su casa, en Boo, después de haber triunfado en el Campoamor en un rol muy exigente. Las circunstancias no eran fáciles, casi un mes de retraso en la representación, ensayos cancelados durante semanas, un teatro con aforo restringido y el público con mascarillas. Y a eso había que sumar que minutos antes de salir al escenario la soprano sufrió un tirón en un gemelo. Aún con la molestia que eso supone, Díaz entusiasmó al exigente público ovetense después de una «Butterfly» que quedará para el recuerdo de los aficionados. Al regresar al camerino, se lo encontró literalmente abarrotado de ramos de flores y de regalos de amigos, compañeros e instituciones. Unos regalos más que merecidos.

La Nueva España, 20 de diciembre de 2020 David Orihuela



Beatriz Díaz: «Las mujeres de Puccini tienen el común denominador del sufrimiento»

«Adoro la forma de expresar sentimientos que tiene Puccini; debutar Mimì en un teatro sería todo un sueño para mí»

→ Leer noticia