Beatriz Díaz: «Estoy encantada de ser Musetta aunque tenga alma de Mimí»


Beatriz Díaz: «Estoy encantada de ser Musetta aunque tenga alma de Mimí»

La joven soprano asturiana Beatriz Díaz debuta el próximo miércoles en el Teatro Comunale de Bolonia. Después volverá al Principado para inaugurar el 3 de junio el Centro Cultural de Moreda y para protagonizar, junto a Alejando Posada y la «Oviedo Filarmonía», el Concierto del Bicentenario de Colombia que, el próximo el 23 de junio se ofrecerá en el Auditorio de Oviedo a beneficio de Padrinos Asturianos 

– Sus compromisos profesionales y proyección internacional no hacen más que aumentar día a día
– Lo cierto es que no me puedo quejar, aunque espero que lo mejor esté por venir. En lo que queda de año haré mi debut en dos de los más importantes teatros de Italia, además de participar en el Concierto del Bicentenario de la Independencia de Colombia. Es una cita que me hace mucha ilusión, porque será la primera vez que cante en público yo sola con una orquesta, y porque es una actividad cuyos beneficios irán destinados a Padrinos Asturianos, que está haciendo un gran trabajo educativo con los niños en Colombia.

– Debuta en el «Comunale» con la Micaela de la ópera «Carmen»

– Sí, formo parte del segundo reparto, que en principio tiene prevista su primera función el próximo 12 de mayo, aunque debido a la actual situación de crisis que soporta el mundo de la lírica italiana, el primer reparto ha decidido ponerse en huelga, así que es posible que la primera función la acabemos haciendo nosotros.

– Parece que la producción es bastante peculiar
– La producción me transmite buenas impresiones. La puesta en escena es actual. Se desarrolla en la Cuba de Fidel Castro. De hecho, en el primer acto se incluye la imagen de Castro. Don José es un militar del régimen, pero Carmen sigue siendo una mujer de rompe y rasga. Micaela es una enfermera y Escamillo un boxeador cuyo nombre de combate es «Toreador». Los números musicales se bailan a ritmo de salsa y la escapada de Don José con Carmen es para intentar llegar a EE.UU. por mar.

– ¿Es importante el personaje de Micaela dentro de su repertorio?
– Para mí es un lujo debutar el papel de Micaela, porque espero que sea un personaje que me acompañe durante mucho tiempo en mi desarrollo profesional. No es un papel trascendental en el desarrollo de la trama, pero tanto el dúo como el aria que interpreta son dos verdaderas joyas líricas. Es una música preciosa que me permite exprimir al máximo mis cualidades canoras. En cuanto al resto del reparto, está formado por gente muy joven. En la actualidad el «Comunale» dispone de una escuela que se dedica a formar a nuevos cantantes; muchos de ellos tienen la oportunidad de cantar en el teatro. La media de edad del reparto es joven, quizás ronde los 30 años. Es de agradecer que un teatro como el «Comunale» de Bolonia, que tienen una tradición tan grande dentro de la historia lírica italiana, dé oportunidades profesionales a las nuevas generaciones.

– ¿Cómo será su Micaela?
–  Menos cándida de lo habitual. En realidad, esta perspectiva tiene su justificación. Ella lucha por su amor y busca a Don José en un lugar donde sabe que es muy peligroso estar. Será una mujer valiente que lucha por lo que quiere. El vestuario es actual y bastante veraniego, ya que en Cuba hace mucho calor y la gente es muy morena. Micaela lleva minifalda en el tercer acto, ya que intenta vestirse de manera similar a Carmen, para ver si así llama la atención de Don José.

– Pronto la veremos cantar en Asturias
– El día 28 de mayo asistiré a la inauguración del nuevo Centro Cultural de Moreda, que es el lugar donde se va a instalar el conservatorio donde yo misma estudié en su día. Cantaré algunas piezas en el acto inaugural.

– ¿Cómo comenzó su relación con Padrinos Asturianos?
– Conocí la institución gracias a Misael Campo, que fue quien me llamó para explicarme el tipo de trabajo que desarrollan en Colombia con niños en situación de desamparo y con grandes necesidades formativas. Me llamó mucho la atención cómo trabajaban con ellos. Todos deberíamos tener derecho a una formación digna pero, por desgracia, no siempre es así. A partir de ese momento estudiamos la mejor manera en la que yo pudiera contribuir a esa labor. Esa es la razón por la que he decidido cantar en el Concierto del Bicentenario. Todos los beneficios económicos que produzca la cita irán a parar a Padrinos Asturianos.

– Ha sido usted muy generosa al colaborar desinteresadamente. Ya sabe que en muchos conciertos benéficos, el desinterés de los artistas no siempre es total
– Me pareció que el proyecto merecía la pena. Brindar a estos chicos la posibilidad de darles unos estudios, una carrera y de poder ser alguien en la vida es una labor fantástica. No sólo les posibilita una determinada cultura, sino que también se les da la oportunidad de introducirse en el mundo laboral, que no es más que el primer paso para poder estabilizar su vida. Padrinos Asturianos hace posible los sueños de muchos chicos en Colombia gracias a su labor. Ojalá hubiera muchas más iniciativas de este tipo. Para mí es un lujo poder contribuir con mi pequeño grano de arena a una causa tan bonita. Ojalá pueda llenarse el Auditorio, para así poder ayudar a soñar a la mayor cantidad de niños posible.

– Además, será el primer recital que ofrezca sola
– Sí, será la primera vez que me enfrente a este reto. Estoy encantada y agradecida a Padrinos Asturianos por confiar en mí. Es la ocasión perfecta, y el esfuerzo merece la pena. En el programa he querido introducir arias emblemáticas que forman parte de mi repertorio actual, pero también algunas piezas que espero poder cantar más adelante en mi carrera. El repertorio es muy popular para el aficionado a la ópera, y es una música con la que disfruto muchísimo. También será la primera vez que cante con la Orquesta Oviedo Filarmonía en concierto. Intentaremos hacer un concierto bonito en el que todo salga a pedir de boca.

– Háblenos del programa

– Está estructurado en dos partes. La primera serán arias de ópera francesa, de autores como Bizet, Massenet y Gounod, con arias de Carmen, Manon y Faust. En la segunda parte he escogido dos arias de ópera italiana emblemáticas, de La traviata y La bohème. Será la primera vez que interprete alguna de ellas. Me apetecía hacer algo nuevo mientras preparaba la Micaela para debutar en Bolonia. El «Aria de las joyas»y Mi chiamano Mimí tienen un sitio especial, ya que son las dos arias que me hicieron ganar el «Francisco Viñas». El aria de La bohème es la primera que canté cuando comencé a estudiar, así que es mi compañera de fatiga. Todo el mundo tiene un aria o un personaje con el cual se identifica más.

– También la llaman para cantar el papel de Musetta

– Personalmente me identifico más con el de Mimí, que desde el principio siempre ha estado presente en mi carrera. Paradójicamente, dentro de La bohème, el rol para el que me llaman ahora mismo es el de Musetta, un personaje con el que también me encuentro cómoda. Más adelante, cuando la voz madure más, espero que aparezca Mimí en el horizonte. Mientras tanto, estoy encantada de ser una Musetta aunque tenga alma de Mimí.

– ¿Cómo fue su reciente debut en la temporada de la Orquesta de Córdoba?
– Fue una experiencia buenísima. Hice un concierto con Iñaqui Fresan, cantando un repertorio mozartiano. Tuve la suerte de poder trabajar con un maestro como es Manuel Hernández Silva. Cada ensayo fue una lección. Verdaderamente la orquesta me arropó muchísimo. Hernández Silva es un director que te deja cantar. Sabe como acompañar y te hace sacar lo mejor de ti misma, porque sabe lo que quiere y cómo lo quiere, y además lo hace muy bien. Tiene una manera de trabajar fantástica.

La Voz de Asturias, 10 de mayo de 2010