Momento número 13 – El continente asiático


Momento número 13 – El continente asiático

Tres han sido, hasta ahora, las ciudades que he conocido en la extensa superficie terrestre de Asia: Doha, Tokio y Taichung.

Y en las tres llamó mi atención el inmenso respeto, el profundo saber estar y escuchar de un público que demuestra una devoción enorme por la cultura y, esencialmente, por la música.

Finalizada la gala de Tokio, basada en un variado programa de canciones españolas, romanzas y arias, fue una sorpresa total que un buen número de aficionados trajeran de su casa fotos mías, que habían imprimido tras descargarlas de mi sitio web, e incluso sobres con su dirección postal y su sello correspondiente para enviar por correo, y me solicitaran una dedicatoria con mi firma. Una simpática anécdota que explica la influencia de Internet en la difusión de los artistas y cómo, a miles de kilómetros, creyéndonos tan lejos nos hallamos, sin embargo, tan cerca.

En Taichung canté Carmina Burana al aire libre y para 12.000 personas que siguieron la obra en un silencio absoluto, incluso las que estaban más alejadas del escenario y tuvieron que hacerlo a través de pantallas gigantes de televisión para que no se perdieran detalle de la espectacular escenografía de «La Fura».

Y en la capital de Qatar ofrecí un concierto íntegro de zarzuela y quedó acreditado el creciente interés por nuestro singular género lírico para mayor disfrute de los asistentes.

Tres actuaciones de las que de dejan huella y han quedado grabadas en mis mejores recuerdos.

Próxima estación: ¿Oceanía?

Como también he cantado en África, en la metrópoli marroquí de Rabat, y dicen que soñar no cuesta nada… ¡siendo el único continente que me falta para completar la lista, no estaría nada mal!

► Beatriz Díaz, 9 de noviembre de 2017