Momento número 9 – La llamada de Muti


Momento número 9 – La llamada de Muti

No tengo duda alguna al aseverar que la audición más exigente que he tenido que hacer a lo largo de mi carrera fue con el maestro Riccardo Muti.

Había que cantar un número de la Missa Defunctorum de Giovanni Paisiello y era la única partitura que tenía de la pieza cuando, por sorpresa, me piden que cante también un dúo con la mezzo, que jamás en mi vida había visto ni escuchado.

Creo que esas cosas se hacen de forma espontánea y casi sin pensar, y que el temido tembleque de piernas, tras lo que acabas de afrontar, viene al acabar la prueba y cuando te anuncian que el célebre maestro Muti: ¡cuenta contigo!

No tengo más que palabras de agradecimiento para mi experiencia con una leyenda viva de la música clásica. Exigencia muchísima, pero a mi entender imprescindible si se desea crecer y desarrollarse como cantante.

Además, tuve la oportunidad de debutar en el Teatro de la Ópera de Roma como la diosa Diana en una producción espectacular de Iphigenie en Aulide, donde desde lo alto de la escena seguía atentamente la dirección del gran maestro napolitano.

En ambas producciones he aprendido a disfrutar de las obras y sobre todo a respetar las partituras.

Y agradezco que ilustres personalidades de la dirección orquestal tengan  la generosidad de compartir su conocimiento con las nuevas generaciones porque nos regalan una información y un bagaje artístico de un valor incalculable.

La ringrazio, Gran Maestro, per la Sua fiducia. No lo dimenticherò mai.

En el vídeo de abajo, la grabación en directo de la pieza «Rex tremendae majestatis» realizada en la Basilica di Sant’Apollinare in Classe de Rávena.

► Beatriz Díaz, 5 de noviembre de 2017