Música para unos emotivos premios


Música para unos emotivos premios

Beatriz Díaz presta su voz al acto central de Hunosa en la conmemoración de Santa Bárbara

 

Con motivo de la festividad de la patrona de la minería, la empresa estatal Hunosa entregó ayer los «Premios de Antigüedad» a 34 trabajadores que han completado 25 años al servicio de una corporación que se enmarca en el sector energético-minero, tiene presencia en España y Lationamérica, fue fundada en 1967 y festeja este año su cincuentenario.

La soprano Beatriz Díaz, hija y nieta de mineros, que también celebra los primeros tres lustros de una brillante carrera de éxitos en grandes escenarios de medio mundo, desde que debutara en el teatro Campoamor de Oviedo, en noviembre de 2002, interpretando la ópera L’amico Fritz de Pietro Mascagni, puso el acento musical a la ceremonia con temas populares como «Ayer vite na fonte» de Antón García Abril, «Xuguete» de Luis Vázquez del Fresno, «Pasando el puertu» de Alfonso Sánchez Peña, «Qué feliz mi vida fuera» de Leopoldo Magenti y «Canción andaluza» de Manuel Fernández Caballero. La cantante lírica asturiana con mayor proyección internacional actuó acompañada al piano por Marcos Suárez y el Coro Minero de Turón se unió, al final, para rematar con «Santa Bárbara bendita» y «Asturias patria querida» como colofón.

El acto tuvo lugar en el Nuevo Teatro de La Felguera y fue emocionante para los asistentes, que no dejaron ni una sola butaca libre. También para la presidenta del grupo empresarial, María Teresa Mallada, que confesó estar en una de las citas «más emotivas» desde su nombramiento: «Comprenderéis que así tiene que ser para alguien que empezó a trabajar en Hunosa en la veintena, y que puede celebrar el cincuenta aniversario siendo la presidenta de la empresa», afirmó durante su intervención, porque «sin desmerecer a la siderurgia, la nuestra ha sido la empresa más importante de la región». En los cincuenta años de su historia, la hullera ha empleado a más de 41.000 personas, ha arrancado más de 100 millones de toneladas de carbón de las entrañas de la tierra y ha generado más de un millón de metros de suelo industrial, además de participar en proyectos internacionales.

Pilar Platero, presidenta de SEPI (Sociedad Estatal de Participaciones Industriales) puso en valor «la relación de Hunosa con la sociedad asturiana». Una relación «correspondida y que revela un largo contexto histórico y social compartido». Y que no se romperá, a pesar de los cambios que se avecinan. «En la transición energética que afrontaremos, tenemos que estar todos unidos», afirmó, para añadir que «Hunosa estará porque, si algo ha demostrado esta empresa a lo largo de estos cincuenta años, es su capacidad de adaptación». Para terminar hizo un llamamiento a la unidad y repitió un lema de la minería alemana: «Si quieres llegar rápido, camina solo. Si quieres llegar lejos, vayamos juntos».

La Nueva España, 2 de diciembre de 2017