«No acabamos de ver que la música puede ser una profesión»

«No acabamos de ver que la música puede ser una profesión»

La soprano allerana Beatriz Díaz diserta sobre su carrera y a analizar el papel del «género chico» como ejemplo de calidad


Un vistazo fugaz a la trayectoria de la prestigiosa soprano allerana Beatriz Díaz basta para confirmar que la suya es una pasión nacida en la más tierna infancia, cuando en casa oía ensayar a su padre, el conocido cantante de tonadas Ricardo el de Boo. Un largo periplo que, hasta hoy, ha estado plagado de alegrías y reconocimientos, aunque también de esfuerzo y de decepciones, y sobre el que ayer disertó en una nueva sesión del Aula de Cultura de LA VOZ DE AVILÉS.

Tal como quedó patente en sus respuestas a las preguntas hechas por Mercedes de Soignie, coordinadora del Aula, la de Díaz ha sido una evolución al margen de los cauces oficiales, sustentada en el trabajo duro, en la constancia y en la pasión. Así lo recordó la propia artista, al relatar como, después de no alcanzar la nota de corte para acceder al conservatorio, descubrió a la profesora privada Elena Pérez Herrero, quien se convertiría en su maestra y mentora, y la animaría a luchar por su verdadera vocación.

«Me sentí tan cómoda, y encontré tantas herramientas con ella, que seguí haciendo todo de manera privada, hasta que me fui a Italia, a ampliar mi formación», rememoró Díaz. Ese viaje marcó el fin de sus posibilidades en Biología, aunque, a cambio, tuvo ocasión de aprender de las más grandes figuras del canto, como Mirella Freni o Montserrat Caballé.

Porque la experiencia le ha demostrado que abandonar el área de confort del hogar, y abrirse al mundo, es un peaje esencial si se desea triunfar en el entorno de la música. «Elegí vivir aquí, tener mi base en Asturias, pero hay que salir, ver comparar, hacer concursos, conocer el nivel fuera…», recalcó. Un compromiso fundamental para lograr erradicar es cliché de que no es posible vivir siendo cantante.

«No acabamos de ver que la música puede llegar a ser una profesión y un futuro para tu hijo el día de mañana, a nivel vocal e instrumental», lamentó, y defendió que «tenemos que incluir más la música en nuestras vidas». No obstante, no escatimó elogios para el “género chico”, el mismo que la inspiró, en el que se inició y que, aún hoy, ama. «Quizá los temas sean más cercanos, más costumbristas, pero la música es de primer nivel. Y me parece ideal que se fomente en las escuelas».

[Ver vídeo de la entrevista: https://www.elcomercio.es/aviles/acabamos-musica-puede-20210528001148-ntvo.html]

El Comercio, 28 de mayo de 2021 · Borja Pino



Una medalla de oro para la ópera en OviedoEl comentario de PABLO ÁLVAREZ

El aria de Mimì 'Donde lieta usci' a cargo de Beatriz Díaz, quien debutará este rol de «La Bohème» en Alicante, y Alejandro Roy con 'La vita è inferno' de «La forza del destino» fueron lo más sobresaliente de la parte musical

→ Leer noticia