Oviedo aspira a exportar sus zarzuelas


Oviedo aspira a exportar sus zarzuelas

El tercer título del ciclo alzará el telón el jueves en el Campoamor con Joan Font al frente de la dirección de escena y un reparto muy asturiano | El Festival de Teatro Lírico planea llevar «El Dúo de La africana» a teatros de España y Latinoamérica

 

El Dúo de La africana puso ayer patas arriba el Campoamor durante una presentación oficial en la que no faltó ni un «Cumpleaños feliz» perfectamente afinado. Y eso que aún faltan un par de días para que esta zarzuela cómica en un acto estrenada en el Teatro Apolo de Madrid el 13 de mayo de 1893 suba el jueves el telón en el coliseo ovetense bajo la batuta de dos grandes: Miquel Ortega (a cargo de la dirección musical) y Joan Font, alma de Comediants, quien firma la dirección de escena y que acaba de celebrar la entrada en la setentena en la capital asturiana en plena forma (y de ahí que ayer le dedicasen la más famosa canción de aniversario del planeta).

El director del Festival de Teatro Lírico de Oviedo, Cosme Marina, explicó que Font «tiene una capacidad de mirar el repertorio de una manera fascinante». Y, por eso, apuesta a que esta producción «no se va a quedar en el Campoamor, porque ya hay varios teatros interesados» en importarla. «Para Oviedo es importante exportar zarzuela, demostrar que el Campoamor es capaz de liderar y proponer cosas al mundo cultural español y cada vez más a Hispanoamérica», abundó. Y lo cierto es que mimbres no le faltan a este «Dúo», porque, según contó Miquel Ortega, cada vez que viajan por el mundo con alguno de los títulos del extenso repertorio zarzuelístico («unos 6.000, de los que solo cerca de un centenar están en los teatros»), la gente «siempre pregunta lo mismo: ¿y esto por qué no lo conocíamos si es tan bueno?».

Porque, según Ortega, contra el criterio de algunos, «la zarzuela ni es casposa ni tiene connotaciones políticas». Muy al contrario: «Es una creación artística de gran nivel como lo puede ser la ópera». Así que el objetivo es doble: «Mantener al público al que ya le gusta y acercar a los jóvenes que no la conocen». Y, para eso, nada mejor que este título que ­-en palabras de Font- «te permite jugar. Un divertimento muy ligero y muy potente porque está lleno de magia y grandes historias» y con una música «de una categoría extraordinaria».

De lo del divertimento dio fe la soprano allerana Beatriz Díaz, que lleva «dos semanas yendo a trabajar con una sonrisa» y que también expresó sus deseos de que el equipo «contagie su alegría e ilusión al público» y de que «exportemos zarzuelas, porque Oviedo sabe hacer las cosas bien».

Díaz, que encarnará a La Antonelli, encabeza un reparto entusiasmado y con marcado sabor asturiano -en el que también están presentes José Antonio Lobato (Inspector), Alfonso Aguirre (El Bajo) o Carmen Gloria García (en el papel de Doña Serafina)- que se extiende al equipo artístico, en el que juega un papel clave la coreógrafa gijonesa Estrella García. Todo un ejemplo de cómo hacer producciones de altura «en un país en el que puedes cambiar la palabra cultura por agricultura y les daría igual» y que «necesita una inversión brutal en cultura y educación si queremos que haya diálogo», zanjó Font mientras de fondo se escuchaba: «¡Mucha mierda!».

El Comercio, 7 de mayo de 2019 • Azahara Villacorta