Esperada vuelta a casa

Esperada vuelta a casa

Beatriz Díaz protagoniza «Turandot» en el Teatro Campoamor de Oviedo, marco donde debutó con mucho éxito hace ahora una década.

Con casi todo el aforo vendido y a una semana todavía de la representación, la soprano Beatriz Díaz regresa a su tierra natal para meterse en el papel de Liù, uno de los más exigentes de la célebre «ópera de los tres enigmas» del compositor italiano Giacomo Puccini.

Con la dirección escénica de Susana Gómez y la musical de Gianluca Marcianò, al frente de la Orquesta Oviedo Filarmonía, la cantante internacional actuará en una única función, fuera de abono, incluida dentro de la LXV Temporada de Ópera de la ciudad, que ha levantado una gran expectación entre los aficionados.

La soprano, quien no oculta su pasión por el músico de Lucca, encarnó en 2008 este mismo rol en el Teatro Euskalduna de Bilbao, labrándose ya entonces «el favor unánime del público y la crítica».

A Puccini debe, asimismo, rotundas ovaciones por su entrega sin reservas y su virtuosismo artístico en obras como La bohème, que ha solventado con brillantez en el «Carlo Felice» de Génova, «La Fenice» de Venecia y el «Maestranza» de Sevilla, o como Gianni Schicchi, donde bordó su papel en el mítico «Colón» de Buenos Aires y «asombró vocal y expresivamente» como Lauretta.

De paso por la ciudad ovetense, Beatriz Díaz intervendrá en diciembre próximo en un concierto que se celebrará en el Auditorio Príncipe Felipe, bajo la dirección de Marzio Conti.

Comunicación Lírica Pura, 15 de noviembre de 2012



Quien canta su mal espanta

Pablo Álvarez analiza el concierto «Canta y no llores» ofrecido por Beatriz Díaz, María José Suárez y Marcos Suárez en el auditorio de Oviedo

→ Leer noticia